BusesyCamiones.pe

Home Conducción y Manejo Autobuses y camiones: Algunas medidas para conducirlos de noche

Autobuses y camiones: Algunas medidas para conducirlos de noche

La visión de los choferes de autobuses y camiones se reduce al manejar de noche. Este y otros tips de conducción nocturna, en la siguiente nota.

conduccion nocturna autobuses camiones

Estar frente al volante de un vehículo requiere de un alto grado de responsabilidad. En ese sentido, la conducción nocturna de autobuses y camiones exige a sus choferes seguir ciertos parámetros con el fin de preservar el bienestar de sus pasajeros, la mercancía y los peatones. 

Primero, es importante saber que en la gran mayoría de casos se produce una resta en la capacidad de visión. Debido a nuestra naturaleza, el sentido horario del cerebro nos indica que cuando anochece es tiempo de dormir. Además, nuestra visión (distinta a la de algunos animales) necesita luz para observar detalles. Por ende, para el caso que nos atañe, hace falta tener presente que nuestra visión se apoya en la iluminación de los faros.

REVISIÓN, DESCANSO Y LUZ

Por otro lado, es primordial una rápida revisión de los líquidos y sistemas más importantes del vehículo. Además, siempre es aconsejable descansar antes de un viaje nocturno, pues una gran cantidad de accidentes se producen debido al cansancio.

Una vez iniciada la marcha, un tip que practican muchos choferes consiste en bajar la intensidad de luz del tablero de instrumentos. A menos luz en el interior, mayor será la visibilidad del camino que se tiene por delante. También, es aconsejable mantener limpios el parabrisas (evita reflejos) y los faros (beneficia al alcance visual).

DISTANCIA EN CARRETERAS

Asimismo, dado que tanto autobuses como camiones suelen circular en carreteras, en donde se adoptan velocidades superiores a los 100 Km/h, habrá que mantener una distancia considerable (no menor a seis segundos) frente a otros vehículos. Tome en cuenta que al adelantar será necesario, solo en ese lapso, pasar de las luces altas a las bajas.

Finalmente, la conducción de ambos transportes puede producir agotamiento. En ese caso, se recomienda descansar, pues como reza el conocido dicho, “es mejor perder un minuto en la vida, que la vida en un minuto”.